Too Cool for Internet Explorer

Marcha en Milano

Hora y Fecha: Octubre 19, 2005 @ 11:04 am Autor: Moisés Maciá
Categorías:
441 Visitas

Salir en Milano es lo más parecido a ir de marcha con las perras de Sexo en Nueva York. Lo habitual es salir los fines de semana sobre las siete o las ocho de la tarde (sic) a unos bares de cócteles que sirven un buffet libre de comida típica italiana: pasta en sus mas diversas formas, colores y estados. Todo buenísimo, esos si.

La idea es abrir la noche tomándose un par de cócteles mientras se pica algo. Un español de pura cepa viene directamente de un botellón organizado en casa, prolongado durante el viaje en tranvía y/o metro, mas doblado que un muelle, y cena allí sin gastarse un duro en mariconadas de cócteles exóticos.

Después de pasar un batallón de españoles por el garito no hace falta ni limpiar los platos y el tipo solo ha vendido un par de birras entre mas de veinte personas. Es por eso que en España no hay sitios como los que hay en Milano.

Cenados y borrachos, buscamos la disco più conveniente, ya que la entrada suele rondar los 25€ ¡Ni que esto fuera Ibiza! Haciendo chanchullos con los carnets de erasmus y estudiante suelen apiadarse de nosotros y permitirnos entrar a cambio de 10€.

Como nota curiosa, aquí para entrar a la disco tienes que ir con camisa o con traje. En España son las zapatillas, aquí la camisa. Curiosamente en España todo el mundo suele llevar camisa los fines de semana y aquí todo el mundo suele llevar zapatillas.

No se puede fumar en ningún sitio publico, esto incluye las discotecas y los bares. Resulta muy chocante para un español llegar a las tantas de la madrugada de fiesta y que tu ropa huela normal, la verdad es que se agradece mucho (tanto para los fumadores como para los no fumadores) ya que el ambiente en las discotecas no esta tan cargado y los que llevamos lentillas no sentimos dos piedras en los ojos al poco tiempo de entrar.

Todas las discotecas tienen una especie de smoking room donde los fumadores pueden tomar su dosis sin tener que salir a la calle. Estas habitaciones son bastante patéticas y deprimentes, de verdad dan ganas de dejar de fumar para no tener que estar marginado con los demás fumadores en esos cubículos.

Atentos los fumadores porque en España lo de fumar o no en las discos y los bares esta al caer. No me imagino esta ley aprobada en la piel de toro sin revueltas populares y contenedores ardiendo.

El tema del humo se toma bastante en serio por aquí, el otro día un españolito tuvo a bien pasarse esta norma por su real escroto y acto seguido dos amables gorilas le aplicaron una llave, lo redujeron y lo echaron fuera del local con una cordial patada en el culo.

Y eso por darle una calada a un cigarrillo, menos mal que no vieron a los de mi piso y a mi bebiendo a morro de una botella de Ballantines que habíamos colado en el centro de la pista porque sino no estaría escribiendo esto ahora mismo …

La música que suelen poner por aquí es hip hop, r&b y demás “música de negros”. Todo el mundo trajeado y rapeando es una visión de lo mas cómica. No acabo de entenderlo. Si, el raeggeton y el pachangueo latino también han hecho mucho daño por estas tierras.

La noche se prolonga hasta las tres o las cuatro de la mañana cuando cierran a cal y canto todos los sitios (sic). Lo gracioso viene cando te das cuenta de que el metro y los tranvías están igualmente cerrados y no circulan hasta las siete. Se presenta entonces la famosa Dicotomía Milanesa™: esperar en la calle lloviendo y pasando frió a que abran el metro o coger un taxi y desembolsar otros 20€ para llegar a casa.

Desde luego como la Fiesta Española™ no hay nada.

ACTUALIZACIÓN:
Parece que hay una manera de alquilar un tranvia que te lleva toda la noche haciendo el cabra por la ciudad. Investigaremos esta nueva y prometedora posibilidad.





« Anterior post: Ubuntu Breezy Badger | Próximo post: Cumpleaños de Jesús »

Un Comentario para “Marcha en Milano”

Surgeon
19 de Octubre de 2005 a las 2:13 pm    

Déjame adivinar qué ocurriría en España si se prohibiera fumar en los pubs y discotecas…

Los dueños de los pubs pasan de llamarle la atención a los clientes, porque de hacerlo se irían al pub de al lado donde hacen la vista gorda. Por tanto, ningún gorila echará a nadie por fumar. En cuanto a la policía, bastante tienen con combatir la creciente delincuencia, como para ahora tener que apagar también colillas. Resumiendo: todo sigue igual.

Ojalá me equivoque, porque yo no soy fumador y llevo lentillas, por lo que cuando salgo de marcha me siento igual que tú. Además, los camareros de esos sitios son fumadores como cualquier otro. Aunque no peguen ni una sola calada tienen que tener los pulmones igual de negros.


Bad Behavior has blocked 2294 access attempts in the last 7 days.